No llores si no ves el Sol, pues tus lágrimas no te dejarán ver las Estrellas.(Tagore)

 

Observa el árbol: para crecer hacia arriba, crece primero hacia abajo. Echa, primero, raíces en el suelo, para echar luego las ramas al cielo. (S. Agustín)